Minientrada

Entre-Libros: Luis Quiñones Cervantes

Luis-Quinones

Hoy en “Entre-Libros“, hablamos con Luis Quiñones, autor de “Un hombre detrás de la lluvia” (Algón Editores – 2015).

¿Qué género te define mejor (romántica, thriller, etc..)?

Cuando escribo no pienso tanto en el género como en la propia historia que quiero contar. De hecho, siento que me identifico un poco con todos. Y así lo he hecho siempre que he escrito una novela: el periodismo, la novela histórica, la novela negra, el ensayo, la biografía… Siento que una novela no tiene por qué tener un subgénero, sino subgéneros. Una novela puede convivir con distintas novelas, caminos que se cruzan, voces que se superponen. Si me decantara por un solo subgénero, hubiera cerrado muchas puertas a las historias que he escrito. La mixtura de técnicas y géneros es enriquecedora.

¿Si tu vida fuera un libro, qué título tendría?

Me encanta la pregunta, y creo que es de las más difíciles a las que alguien que escribe puede dar respuesta. Quiero pensar que mi vida es un libro que se está escribiendo aún y cuyo autor no ha decidido aún el título. Pero si tengo que dar una respuesta, tendré que recurrir a un libro de poemas: Palabra sobre palabra, de Ángel González. Así vivimos quienes nos dedicamos a esta locura maravillosa de la literatura.

De niño/a, creciste leyendo a…

Crecí leyendo algún clásico juvenil como La isla del Tesoro o Las aventuras de Tom Sawyer; y a Michael Ende, entre otros. Hice lecturas muy diversas, sin orden ni concierto, en muchas direcciones. A veces incluso libros que no eran para chavales y de los que dudo, releyendo alguna, si me enteraba de algo. Y esa tendencia al desorden lector la mantengo todavía hoy.

¿De qué libro te hubiera gustado haber sido el protagonista?

Me hubiera conformado con ser un secundario de Rayuela, un observador lejano de sus protagonistas y de la ciudad de París. O quizás el hombre sorprendido por el Aleph en el hueco de la escalera de su casa.

¿Qué libro te gustaría haber escrito?

Antes de responder tengo que hacer una aclaración y dar una opinión sincera. Esta pregunta me entusiasma porque cualquier respuesta sería una entelequia. Y me gustaría decir que percibo entre muchos escritores que se mueven por las redes y en algunos medios (escritores conocidos incluso) una sobreactuada pose y cierta inmodestia. Cuando pongo el punto final a una novela mía, pienso en todas las grandes novelas que he leído y me pregunto si ha merecido la pena y si con mi historia aporto algo nuevo, si la historia que he concluido realmente se merece un hueco entre todos los magníficos libros que pueblan las bibliotecas. Solo un loco o quien no ha leído mucho puede pensar que lo que uno escribe es merecedor de una minúscula porción de la atención del público. La inmodestia de algunos escritores no les hará caer en la cuenta de que casi con toda seguridad y en el cien por cien de los casos otros escribieron sobre lo mismo y mucho mejor. Ahora la respuesta: me hubiera gustado escribir muchos libros; desde casi todos los de Galdós o Dickens a cualquiera de Gabriel García Márquez; desde cualquiera de Llosa a uno solo de los de Carpentier. Somos tan pequeños comparados con Cervantes, Tolstoi, Flaubert o Cortázar, que a veces siento una especie de vergüenza ajena por algunos que no dudan en referirse a sí mismos, sin ambages, como escritores.

¿Con qué escritor tomarías un café?

Con cualquiera de los que he mencionado antes no me tomaría un café, sino cientos. Quizás lo más adecuado fuera  hacer una fiesta en mi casa con todos ellos. Por supuesto invitaría a Quevedo, a Lord Byron, a Bécquer, a Lorca, y a Neruda, para que animaran la fiesta. Y mandaría por hielos a otro puñado de escritores (que no mencionaré) para que no me estropeen la fiesta.

Un personaje de un libro…

Sin duda, don Quijote. Es más que un personaje de novela: es un mito, un referente intemporal, un loco cuerdo, un espejismo de lo que todos querríamos ser, un sabio, un simple hombre y, al mismo tiempo, un héroe. Es quien mejor representa la libertad y la imaginación. Sin ambas, ni la literatura ni la vida serían posibles.

¿Alguna frase o cita de un libro que se te haya quedado grabada?

Me gusta muchísimo una frase de Carroll, de Alicia en el país de las maravillas: “Sé quién era esta mañana cuando me levanté, pero creo que he debido cambiar varias veces desde entonces”.

¿Alguna película que consideres fiel al libro?

Quizás porque leyera la novela por primera vez cuando era más joven y determinados asuntos impresionan más a cierta edad, tengo que decir que Los santos inocentes es una película que tengo grabada en la memoria tanto o más que el libro de Delibes. Al releer el libro, no puedo dejar de ver escenas de esa película.

Recomienda un libro…

Es difícil recomendar solo uno. Pero animaría a la lectura de algún autor contemporáneo como Chirbes, por ejemplo. Representa a un autor que encontró la fama casi al final de su vida, pero que tiene novelas fabulosas como La larga marcha, La caída de Madrid o La buena letra. Para domingos lluviosos, me quedo con Muñoz Molina o Javier Marías.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s