Wet moon

Wet moon

Libro 1: Paseos lánguidos

Hace unos días descubrí por casualidad el primero de los tomos de Wet Moon, de Ross Campbell (ahora Sophie Campbell), editado por Norma Editorial. Me llamó la atención principalmente la portada, en la que puede verse a la protagonista (Cleo), una joven con pintas de punk o gótica y muy voluminosa. La sinopsis no revelaba demasiado acerca de la historia, aun así me decidí a hacerme con ella y darle una oportunidad, ya que desde el primer momento pensé que conectaría con el personaje protagonista:

“Cleo se lo come. O al menos, eso dicen las pintadas que hay por todo el campus… En realidad Cleo está de régimen, pero se lo salta cuando se angustia, y eso ocurre a menudo. Cleo lleva piercings y va vestida de negro. Cleo es neurótica, tímida e insegura. Cleo es Cleo”.

Sobre la autora, aunque el libro está firmado como Ross Campbell, actualmente podemos encontrar sus trabajos como Sophie Campbell. Se trata de una ilustradora estadounidense creadora de The Abandoned, Mountain Girl, Shadoweyes, Wet Moon y Water Baby,  y que actualmente trabaja en la nueva serie de Jem y los Hologramas para IDW. Hasta el momento, podemos encontrar seis volúmenes de Wet Moon, la autora se encuentra trabajando en el séptimo.

Wet moonLo que me he encontrado en este primer volumen de esta novela gráfica es un grupo de amigas con pintas góticas o punkies universitarias, cada una tiene su historia (ninguna se nos desvela por completo) y su personalidad. Llama la atención que casi todas son bastante voluminosas, y aunque comparten una estética y algunas se parecen un poco en los rasgos faciales, son diferentes entre sí, desde el color de su piel hasta el corte de pelo. También hay personajes masculinos pero por el momento no tienen especial relevancia en la historia, a excepción del intrigante Vincent, de quien podemos intuir que influye y mucho en el estado de ánimo de Cleo aunque no sepamos bien por qué.

Paralelamente a estos inicios en los que Campbell nos muestra la relación entre las amigas y los personajes secundarios, hay una subtrama de misterio, o incluso podríamos decir que de terror, de la cual la autora nos da pequeñas pinceladas y nos deja con la miel en los labios. Aunque no sea la trama principal, parece que poco a poco en los siguientes volúmenes irá cobrando fuerza.

Intercala a veces entre viñetas escritos “recogidos” del diario de Cleo, en los que nos cuenta un poco cómo es y cómo se siente, y nos da una pequeña pincelada acerca de su familia. Además, la autora comienza cada parte o capítulo con un párrafo sacado de alguna canción de grupos como Bella Morte o Azure Ray.

Como colofón, Campbell nos deleita con ilustraciones anteriores de Wet Moon, entiendo que descartadas o de ensayo, y las cinco primeras páginas de lo que originalmente iba a ser el primer volumen de la serie y que quedó inconcluso.

Me han gustado de este cómic los detalles de los personajes (atributos físicos y vestimenta) y ese aspecto oscuro y gótico del entorno y de la personalidad de aquellos. La pega a mi parecer es que las viñetas son en blanco y negro, por lo que no podemos saber los colores que seguramente definan a cada personaje más allá del negro evidente de sus prendas y que probablemente dotaría de mayor personalidad y más vistosidad a la historia. Los diálogos son cortos y directos, y están plagados de toques de humor, de ese humor que puede surgir en cualquier conversación con tus mejores amigas/os. Todo ello ha logrado engancharme, y estoy deseando averiguar qué es lo que se come Cleo y qué sucede con esa subtrama oscura.

Valoración:  valoracion-3

Audio

Apostamos por… Marzo

En los años cincuenta, los castigos, las celdas de aislamiento y los abusos a los niños eran algo habitual en el orfanato de San Torbe. Antón se juró regresar cuando fuera un hombre, derribar los muros de ladrillo que tanto dolor les había causado, y construir Quimera. Un hogar para todos, sin importar su condición, sexualidad o declinaciones. Cuarenta años después, todos esos niños, ahora hombres y mujeres, siguen en contacto, pero pocos desean regresar al lugar que tanto dolor les causó. Antón no está dispuesto a que olviden los buenos momentos que vivieron allí y la promesa que se hicieron siendo unos niños, y por eso les envía una carta a cada uno. Quiere reunirlos de nuevo en Quimera. ¿Logrará Antón reunirlos de nuevo? ¿Cumplirán aquella promesa que se hicieron de niños? Y sobre todo… ¿Qué sucedió en San Torbe que cambió sus vidas para siempre? Un drama con pinceladas de erotismo que nos muestra que el amor y el deseo pueden brotar incluso en la barbarie, y la represión no siempre consigue aplacar nuestro lado más libre y revolucionario. Quimera, las edades bárbaras nos introduce en las distintas relaciones de unos jóvenes, y en sus amores prohibidos, en una época que no les correspondía y jamás les entendería. Cada uno de ellos guarda un recuerdo terrible pero también unas experiencias que van más allá del amor y de la amistad.

A la venta a partir del 14/03/2016

Minientrada

Entre-Libros: Alex Von Karma

Os presentamos a Alex Von Karma, editor, corrector y escritor. Su primera novela, “La curva de tu sonrisa”.

¿Qué genero te define mejor (romántica, thriller, etc.)?

El género negro es mi favorito. Sin duda, creo que nuestra propia vida es una novela negra que nosotros mismos protagonizamos (aunque, en ciertas ocasiones, dicha obra esté impregnada de toques surrealistas).

¿Si tu vida fuera un libro, qué título tendría?

Un café para Alex. Sin tilde, por supuesto. Imagino que sería una obra con un único escenario: el interior de mi mente, y el narrador: mi propia conciencia.

De niño, creciste leyendo a…

Hans Jürgen Press, con sus maravillosos libros interactivos; Joan Manuel Gisbert, acompañado de sus misterios; además de mis favoritos: Agatha Christie y Arthur Conan Doyle.

¿De qué libro te hubiera gustado haber sido protagonista?

De cualquier aventura de Sherlock Holmes o Hércules Poirot.

¿Qué libro te gustaría haber escrito?

El principito.

¿Y editado?

La colmena. Como editor, hubiera sido una obra que no podría haber sacado a la luz en España durante la época en la que se publicó, por el régimen político que estaba en el momento. Pero estoy seguro de que hubiera sido una edición clandestina preciosa.

Un personaje de un libro…

Alice Gould, la protagonista de Los renglones torcidos de Dios.  

¿Alguna frase o cita de un libro que se te haya quedado grabada?

Un verso del poema Dice la esperanza, de Antonio Machado:

«Late, corazón… No todo se lo ha tragado la tierra.»

¿Alguna película que consideres fiel al libro?

Es bastante difícil encontrar una obra que se apegue al libro en su totalidad —incluso en más de un cincuenta por ciento— para que sea mucho más atractiva la trama para los espectadores. Quizá Asesinato en el Orient Express sea el caso de una buena adaptación.

Recomienda un libro…

Los renglones torcidos de Dios.

 

Audio

Apostamos por… Febrero

carlwilsonTarareamos canciones que decimos detestar. Solo nos emocionamos cantando cuando nadie nos ve. Lloramos con baladas de las que nos hemos burlado antes. Mentimos sobre lo que nos gusta para que nos acepten. Y decimos que los demás tienen muy mal gusto. Considerado uno de los mejores ensayos estéticos sobre el gusto musical de la década, Música de mierda investiga el mal gusto y la sensiblería musical a partir de una contradicción: ¿por qué la persona que más discos vende es de la que más gente se ríe? Carl Wilson quiso hacer una investigación sobre el éxito de Céline Dion pero se descubrió escribiendo un ensayo maravilloso sobre el amor (a la música), el esnobismo como coraza y la capacidad de emoción en tiempos de cinismo.

A la venta a partir del 03/02/2016