Wet moon

Wet moon

Libro 1: Paseos lánguidos

Hace unos días descubrí por casualidad el primero de los tomos de Wet Moon, de Ross Campbell (ahora Sophie Campbell), editado por Norma Editorial. Me llamó la atención principalmente la portada, en la que puede verse a la protagonista (Cleo), una joven con pintas de punk o gótica y muy voluminosa. La sinopsis no revelaba demasiado acerca de la historia, aun así me decidí a hacerme con ella y darle una oportunidad, ya que desde el primer momento pensé que conectaría con el personaje protagonista:

“Cleo se lo come. O al menos, eso dicen las pintadas que hay por todo el campus… En realidad Cleo está de régimen, pero se lo salta cuando se angustia, y eso ocurre a menudo. Cleo lleva piercings y va vestida de negro. Cleo es neurótica, tímida e insegura. Cleo es Cleo”.

Sobre la autora, aunque el libro está firmado como Ross Campbell, actualmente podemos encontrar sus trabajos como Sophie Campbell. Se trata de una ilustradora estadounidense creadora de The Abandoned, Mountain Girl, Shadoweyes, Wet Moon y Water Baby,  y que actualmente trabaja en la nueva serie de Jem y los Hologramas para IDW. Hasta el momento, podemos encontrar seis volúmenes de Wet Moon, la autora se encuentra trabajando en el séptimo.

Wet moonLo que me he encontrado en este primer volumen de esta novela gráfica es un grupo de amigas con pintas góticas o punkies universitarias, cada una tiene su historia (ninguna se nos desvela por completo) y su personalidad. Llama la atención que casi todas son bastante voluminosas, y aunque comparten una estética y algunas se parecen un poco en los rasgos faciales, son diferentes entre sí, desde el color de su piel hasta el corte de pelo. También hay personajes masculinos pero por el momento no tienen especial relevancia en la historia, a excepción del intrigante Vincent, de quien podemos intuir que influye y mucho en el estado de ánimo de Cleo aunque no sepamos bien por qué.

Paralelamente a estos inicios en los que Campbell nos muestra la relación entre las amigas y los personajes secundarios, hay una subtrama de misterio, o incluso podríamos decir que de terror, de la cual la autora nos da pequeñas pinceladas y nos deja con la miel en los labios. Aunque no sea la trama principal, parece que poco a poco en los siguientes volúmenes irá cobrando fuerza.

Intercala a veces entre viñetas escritos “recogidos” del diario de Cleo, en los que nos cuenta un poco cómo es y cómo se siente, y nos da una pequeña pincelada acerca de su familia. Además, la autora comienza cada parte o capítulo con un párrafo sacado de alguna canción de grupos como Bella Morte o Azure Ray.

Como colofón, Campbell nos deleita con ilustraciones anteriores de Wet Moon, entiendo que descartadas o de ensayo, y las cinco primeras páginas de lo que originalmente iba a ser el primer volumen de la serie y que quedó inconcluso.

Me han gustado de este cómic los detalles de los personajes (atributos físicos y vestimenta) y ese aspecto oscuro y gótico del entorno y de la personalidad de aquellos. La pega a mi parecer es que las viñetas son en blanco y negro, por lo que no podemos saber los colores que seguramente definan a cada personaje más allá del negro evidente de sus prendas y que probablemente dotaría de mayor personalidad y más vistosidad a la historia. Los diálogos son cortos y directos, y están plagados de toques de humor, de ese humor que puede surgir en cualquier conversación con tus mejores amigas/os. Todo ello ha logrado engancharme, y estoy deseando averiguar qué es lo que se come Cleo y qué sucede con esa subtrama oscura.

Valoración:  valoracion-3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s