La ridícula idea de no volver a verte

 

 

 

 

 

 

Conocí a Rosa Montero por casualidad, fue una de esas recomendaciones que te llegan de repente, sin saber muy bien de dónde, cómo ni por qué, y sin embargo llegó para quedarse con sus historias, todas ellas diferentes pero intensas y cautivadoras, llevo años ya leyendo sus obras y aún no he encontrado ninguna que me haya decepcionado.

Su última novela, “La ridícula idea de no volver a verte“, admito que la dejé un poco apartada, me resultaba un tanto extraña la mezcla de la vida de Marie Curie con la suya propia, pero tras ver que le habían otorgado el premio de la crítica en Madrid decidí, cómo no, darle una oportunidad.

La ridícula idea de no volver a verte

¿Qué sabemos de Marie Curie?

De lo primero que uno se da cuenta al leer este libro es de lo poco que conocemos a una mujer que fue toda una precursora para su tiempo, una luchadora incansable en un mundo de hombres tanto a nivel personal como profesional. A través de fragmentos de su diario vamos conociendo más a una mujer, Manya Skolodowska (Marie Curie), no sólo en su faceta más conocida, la científica (ganadora de 2 premios nobel por el descubrimiento del Radio y el Polonio), sino también como hija, hermana, madre, esposa, amante… Un sin fin de roles que desempeñó a lo largo de su vida con un tesón y una fuerza cuanto menos admirable y sorprendente.

Pero la novela no se centra únicamente en la vida de Curie, también refleja el papel de la mujer a lo largo de la historia, pasando por Eva Braun, Patti Smith o Lady Gaga en nuestros días, sin pretender ser en ningún momento un alegato feminista.

Un libro sobre la vida, un libro sobre la muerte

El diario de Marie se centra principalmente en el duelo por la muerte de su marido Pierre Curie, fallecido a causa de un accidente, atropellado por un carro de caballos, a partir de ahí Rosa Montero nos introduce a la vez en sus propias vivencias y escribe con gran delicadeza sobre su propia experiencia tras sufrir la muerte de su marido Pablo Lizcano tras una larga enfermedad, tratando de quitarle importancia a la muerte, entendiéndola como parte necesaria en la existencia del ser humano.

La muerte, al fin y al cabo, es también parte de la vida.

Valoración:     valoracion-5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s